Proteger nuestro sistema informático

No dejes la seguridad de tu sistema informático al azar. Cada minuto que pasa, tu empresa puede estar en riesgo.

¡Actúa ahora! Contáctanos hoy mismo y garantiza la protección que tu sistema informático merece. ¡No esperes a ser víctima de un ataque, previene y protege tu negocio ahora!

La información es extremadamente valiosa, eso ya va quedando bastante claro. Los tribunales cada día imponen penas más severas por vulneración o mal uso de los datos de sus clientes y es un motivo por el cual proteger nuestro sistema informático ya no es una elección que se pueda dejar para más adelante.

A parte del valor de la privacidad de los datos de nuestros clientes a la hora de proteger nuestro sistema informático, también hemos de valorar un posible ataque de software malicioso que secuestre nuestros archivos impidiéndonos trabajar y acceder a los documentos de nuestra empresa.

Un buen antivirus es una buena medida para empezar, pero quizá lo más importante a la hora de proteger nuestro sistema informático sea establecer una serie de protocolos de uso.

¿Cómo proteger nuestro sistema informático?

1º El correo electrónico

El correo electrónico es un punto de entrada de virus y malware para nuestros ordenadores y servidores.

Los correos electrónicos que se reciben en las empresas, en muchos casos, llevan archivos adjuntos. En el caso de recibir un correo con un archivo adjunto nunca debemos abrirlo si no conocemos al remitente de dicho correo. Incluso conociendo al remitente, si no esperamos que nos envíe dicho archivo o no tiene ninguna correspondencia con el cuerpo del mensaje, es aconsejable que no lo abramos hasta estar seguros de que nos lo ha enviado conscientemente el remitente.

Si no lo hacemos así, nuestro sistema informático podría estar en peligro.

2º Contraseñas seguras

Es importante  para proteger nuestro sistema informático que nuestras contraseñas y las de nuestros compañeros no sean previsibles, a ser posible deberán ser extensas, alfanuméricas y con algún carácter especial.

No es aconsejable guardarlas en Windows, mejor si las tenemos que guardar usar una aplicación que tenga ciertas medidas de seguridad.

3º Cerrar las sesiones cuando abandonemos nuestro ordenador

Sobre todo, si no estamos trabajando en un lugar seguro, como nuestra casa u oficina, es una buena costumbre para proteger los datos con los que trabajamos.

4º El software actualizado

Todo el software de nuestro equipo y de nuestro servidor debe de estar actualizado para evitar que cualquier malware o virus pueda entrar, porque cualquier software de nuestro ordenador ya tenga una protección específica implementada, pero nosotros no dispongamos de ella por no haber actualizado.

El usar software ilegal en una empresa puede ocasionar costes muy superiores al ahorro que significan. Eso de “yo tengo un office que me he descargado y le he metido un parche para que funcione” no es admisible ni seguro, ese parche suele venir acompañado de virus o malware.

6º Copias de seguridad

Las copias de seguridad son imprescindibles. Puedes hacer distintos tipos de copias de seguridad, según la cadencia con que las hagas, el tamaño que tengan y el espacio que se tenga de almacenaje.

Lo ideal sería contar con copias automatizadas de nuestro servidor y copias manuales de nuestros discos duros locales.

Las copias de seguridad nunca han de considerarse como un gasto, sino como una inversión, tenerlas en el momento que se necesitan puede significar un ahorro vital de recursos.

7º Mantenimiento informático

Contar con expertos en mantenimiento informático siempre es una buena idea que se amortiza rápidamente en horas de trabajo desperdiciadas por nuestros compañeros y nosotros mismos.

Es habitual reunirse varios trabajadores en torno a un ordenador que no accede al servidor o que “hace algo raro” o que no me deja entrar aquí o allí…

Más allá de lo lúdico de estas situaciones, la realidad es que hay unos cuantos trabajadores que están dejando de atender a sus funciones para intentar ayudar a un compañero.

Todo esto se puede solucionar incluso en remoto por un experto en mantenimiento informático que con sólo conectarse a nuestro ordenador podrá hacer una valoración y reparación del problema dándonos una solución en un corto espacio de tiempo gracias a la auditoría informática.

Tips relacionados