Consecuencias legales del uso de software ilegal

Uso de software ilegal

Una práctica muy habitual es el uso de software ilegal, y no sólo en los ordenadores personales, sino también en los ordenadores de empresa.  Se estima que más o menos un 50% del software utilizado en España es ilegal (copias piratas, programas que se descargan de internet sin licencia…). A pesar de lo importante que son los sistemas informáticos para las empresas, son muchas las que aun así se arriesgan a utilizar copias piratas sin tener en cuenta que su uso puede acarrear grandes y graves consecuencias.

Aparte de las consecuencias legales que luego mencionaremos, las empresas que utilizan software ilegal se arriesgan a que la seguridad de la empresa y la protección frente a malware y virus se vea muy afectada debido a que las empresas que lo utilizan tienen un 75 % de posibilidades de perder los datos de sus negocios y un 45 % de probabilidades de tener fallos importantes. Además, las empresas que lo hacen buscan ahorrarse el coste del programa y sin embargo no supone ningún ahorro frente a las graves consecuencias que puede tener el uso de programas legales. Además, ya se puede disfrutar de financiación para adquirirlos y los preciso han bajado considerablemente al no precisar instalación local en los ordenadores de las empresas gracias a la existencia de la nube.

Consecuencias legales del uso de software ilegal

En cuanto a las consecuencias legales del uso de software ilegal, una nueva reforma penal del 1 de julio de 2015 contempla importantes novedades respecto a la propiedad intelectual, estableciendo duras penas para responsables, directivos y administradores de aquellas empresas que utilicen software ilegal.  Con la nueva reforma se pretende reforzar la protección a los titulares de derechos de propiedad intelectual e industrial, recogiendo de forma expresa que aquellos que exploten económicamente una obra de propiedad intelectual con ánimo de obtener algún tipo de beneficio económico, ya sea directo o indirecto, serán penados. En este caso, el uso de software ilegal proporciona un beneficio indirecto. Las penas son muy graves pudiendo multar por cuotas o proporcional que pueden ascender hasta los 280.000 €. Las sanciones para proteger y erradicar el uso de este tipo de programas también podrán limitar la actividad de la empresa que los utilice pudiendo penar con la disolución de la persona jurídica, la suspensión de la actividad empresarial por un plazo de hasta cinco años, clausurar establecimientos hasta por cinco años también, prohibir realizar actividades en cuyo ejercicio se haya cometido, favorecido o encubierto el delito o el no poder optar a subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad Social, por un plazo hasta de quince años. Las penas para los administradores de algún software ilegal pueden alcanzar hasta los cuatro años de privación de libertad. Las empresas que infringen esta ley, aparte de las consecuencias penales si se actúa por vía criminal, se arriesgan también a ser multados y pagar daños y perjuicios por las licencias de software que deberían haber adquirido en las mismas cantidades que las personas jurídicas. Las empresas también están obligadas a asegurarse de que el software dispone de licencia.

Si en tu empresa utilizáis software ilegal, ¡cuidado!. Informaticos.co te ayuda a regularizar la situación.

 

2017-12-20T10:32:34+01:00 5 de abril, 2016|