La inteligencia artificial está empezando a formar parte de nuestras vidas y todavía no tenemos muy claro qué es la inteligencia artificial y cómo funciona.

El término inteligencia artificial esta cada vez más presente en nuestra vida, lo escuchamos o leemos en distintos medios publicitarios que nos hablan de coches, teléfonos móviles e incluso electrodomésticos.

La inteligencia artificial es la capacidad de las máquinas de tomar decisiones y ejecutar acciones en base a algoritmos. Éstos van avanzando hasta el punto de poderse compararse con el pensamiento y el raciocinio humano. «Es la capacidad de hacer máquinas inteligentes», así lo definió John McCarthy en 1956 cuando todo lo referente con ordenadores estaba en sus comienzos.

Maquinas inteligentes

Un punto importante es la capacidad de aprender de las máquinas, razonar o solucionar problemas en unas condiciones determinadas, el avance más importante en los últimos años. Si unimos la capacidad de almacenamiento, búsqueda y acceso a la información que puede tener un ordenador con la capacidad de usarla en una tarea concreta aplicando la lógica, tendremos un abanico de posibilidades casi infinito.

La inteligencia artificial empezó a ser popular desde el año 1997 en el que IBM, con su ordenador Deep Blue, retó al en ese momento campeón del mundo (Gary Kaspárov) a una partida de ajedrez, consiguiendo la victoria para la máquina.

El hombre contra la máquina

Tipos de inteligencia artificial

Existen cuatro tipos de inteligencia artificial:

1º Sistemas que actúan como un ser humano. Se trata de sistemas que realizan tareas de forma similar a como las haría un ser humano. Un ejemplo sería el de los robots de ensamblado de una fábrica.

2º Sistemas que piensan como un ser humano. En este caso serian sistemas que toman decisiones y solucionan problemas, los asistentes virtuales podrían ser un ejemplo de este tipo de IA.

3º Sistemas que piensan racionalmente. Se intente emular el pensamiento humano un ejemplo sería los ordenadores que se usan para jugar al ajedrez.

4º Sistemas que actúan racionalmente. imitan de manera racional el comportamiento humano

Un claro ejemplo de un sistema con inteligencia artificial son los sistemas de reconocimiento de voz que se van mejorando con el uso. Hasta las aspiradoras crean un mapa dinámico de nuestras casas y optimizan la capacidad de limpieza y el tiempo que tardan en aspirar una estancia de nuestra casa.

Un tema que está muy de moda últimamente es el de los vehículos autónomos, un campo al que todavía le quedan limar algunos aspectos, pero que más pronto que tarde será una realidad en las carreteras de todas las ciudades del mundo.

La inteligencia artificial y las empresas

La inteligencia artificial puede ayudar y mucho en la gestión de las empresas.

  • Aumentando la productividad. Por medio de sistemas controlados por IA se pueden detectar rápidamente procesos ineficaces y embudos en los que los que la producción sufre una merma en la eficiencia.
  • Análisis de estadísticas. Sería muy ventajoso poder disponer de ciertas estadísticas ya analizadas para la toma de decisiones en el ámbito empresarial y la coordinación con departamentos de marketing para saber hacia dónde enfocar las campañas de marketing.
  • Ordenadores y maquinas que realizan un mantenimiento periódico de ciertas funciones automáticamente

*  La Unión Europea por medio del Parlamento Europeo ha creado unas leyes fundamentales relacionadas con la inteligencia artificial y la robótica, en estas se regulan capacidades, responsabilidades, relaciones con los humanos y tributaciones entre otras.