A la hora de elegir una placa base es imprescindible valorar que es tan importante el procesador como el chipset o conjunto de circuitos integrados y chips en los que se instala un procesador. Ello es lo principal en una placa base ya que delimitan su capacidad de transmisión.

¿Cómo elegir una buena placa base?

La mayoría de las personas no saben que existen si quiera los chipset y piensan que al comprar una placa base han adquirido la mejor placa base disponible en el mercado, sin tener en cuenta que tipo de chipset tiene la placa en cuestión.

Para conocer a fondo los componentes de tu ordenador puedes usar un software del tipo aida64.

¿Qué hacen exactamente los chips?

Existen tres chips principales en una placa base, a los que nos referimos como chipset:

  • El chip norte
  • El chip sur
  • E chip I/O

Cada uno de ellos tiene una función muy específica. El chip norte o puente norte se encarga de dirigir el tráfico de datos desde la memoria RAM y el microprocesador a los slot de vídeo como los AGP el chip sur hace algo similar pero con los slot de transmisión de baja frecuencia como los PCI, en tanto el chip I/O transmite los datos desde y hacia los componentes de entrada y salida.

Además el chipset es el que define, entre otras cosas, la cantidad máxima de RAM que puede tener una placa base, el tipo de memoria que se puede utilizar.

Por lo que vemos que es realmente importante adquirir una placa base con un juego de chipset de buena calidad preferiblemente original y no clónico.

Es preferible elegir un buen juego de chipset que gastar en un módulo de memoria RAM ya que está última la podremos adquirir más adelante pero cambiar la placa supone mayor gasto y un desperdicio de recursos.

Si necesitas ayuda, contacta con nosotros sin compromiso.

 

0/5 (0 Reviews)