Cómo proteger nuestra vivienda en vacaciones

Las primeras medidas de cómo proteger nuestra vivienda en vacaciones son las que tienen que ver con nosotros mismos y con nuestras actitudes. En ocasiones, no nos damos cuenta de que estamos diciendo “a los cuatro vientos” que nos vamos de vacaciones, bien sea en una terraza o simplemente en la calle, donde muchos desconocidos pueden estar oyendo nuestra conversación.
Atención con las redes sociales, en ocasiones nos gusta publicar las maravillosas vacaciones que hemos reservado en el paraíso. Mucho cuidado con ésto, hay expertos en escudriñar las redes para localizar las viviendas que no tienen habitantes en su interior.
También hemos de cuidar las fotografía y comentarios que publicamos durante las vacaciones, son una pista muy clara de que no estamos en casa, casi mejor las publicamos después.
Cuidado con nuestra seguridad informática, si alguien ataca nuestro ordenador y consigue acceder a nuestro correo electrónico podrá saber si hemos reservado vacaciones y en que periodo, por esto no hemos de descuidar la seguridad de nuestros ordenadores ni siquiera en vacaciones.

sistemas de vídeo vigilancia para casa
Un sistema de vídeovigilancia es una medida muy efectiva, sobre todo en viviendas grandes.
Si instalamos cámaras de vigilancia no está de más que algunas de ellas sean visibles desde el exterior, es una manera muy eficiente de disuadir a los intrusos. Siempre res preferible que no lleguen a entrar a que se decidan a hacerlo y luego consigamos identificarlos por medio de cámaras espía o simplemente cámaras más discretas. En este caso la ostentación será un plus para vuestra seguridad.
Si es posible, las cámaras han de ser controlables desde dispositivos móviles. Facilitará, en caso de intrusión, el aviso a los cuerpos de seguridad del estado.
Lo ideal como complemento a las cámaras de seguridad es una alarma conectada con centro de avisos. De no tener esta opción, son necesarios sistemas de vídeovigilancia con sensores de movimiento que activen las cámaras y nos avisen de cualquier contingencia.

Otras recomendaciones sobre cómo proteger nuestra vivienda en vacaciones

Debemos hacer creer que hay alguien en casa. Si podemos contar con alguien que recoja el correo, abra las ventanas y encienda luces y/o televisión, eso hará pensar que la vivienda puede estar ocupada.
Si no podemos disponer de nadie que lo haga por nosotros, podemos buscar temporizadores o regletas temporizadas que hagan estas funciones.
La vivienda no ha de aparentar estar deshabitada. Hemos de dejar alguna persiana un poco subida, ropa en el tendedero, incluso una radio que suene durante el día.

Según el Cuerpo Nacional de Policía es recomendable dejar una copia de las llaves de casa a un vecino u otra persona de confianza, esto es más seguro que dejarlas en un escondite.

Por último, si encontramos la casa abierta a la vuelta de vacaciones, no debemos entrar, debemos avisar a los cuerpos de seguridad del estado y entrar cuando ellos nos lo aconsejen

2019-06-27T20:37:04+02:00 25 de junio, 2019|