Qué son los discos duros SSD y HHD

Cada vez que pensamos en comprar un nuevo ordenador nos surgen muchas dudas y una de ellas es elegir el tipo de disco duro  para nuestro nuevo ordenador. Una vez más todo depende de nuestro presupuesto y del uso que vayamos a dar a nuestro nuevo equipo.

Lo primero que hemos de explicar son las características básicas de los discos duros SSD y HHD.

Los discos duros HHD (Hard Disk Drive) son discos duros mecánicos, los discos que estamos acostumbrados a ver en nuestros ordenadores tanto portátiles como de sobremesa.

qué son los discos duros SSD y HHD

Este tipo de discos duros están compuestos por discos magnéticos que han de girar a gran velocidad para que un cabezal (parecido a la aguja de un tocadiscos) lo lea y encuentre la información requerida. Están compuestos por distintas piezas móviles y son susceptibles de daño en caso de golpe o vibración fuerte.

Los discos duros SSD (Solid State Drive) Son discos duros que no tienen partes móviles y utilizan memoria flash, que es el mismo tipo de memoria que se utiliza en los pendrives USB.

discos duros SSD y HHD

Su tamaño suele ser más reducido que el de un disco HHD y son más resistentes a los golpes y vibraciones.

Características de estos discos

La primera diferencia entre los discos duros SSD y HHD es la velocidad. Los discos duros SSD son casi 10 veces más rápidos que los de toda la vida, tanto escribiendo como leyendo datos.

Además de la velocidad, estos discos al no contar con partes móviles, no sufren tanto el uso y el paso del tiempo como los HHD. Los discos HHD están continuamente girando desde que arrancamos el ordenador, esto aumenta considerablemente el consumo de energía y el envejecimiento de las piezas móviles.

Fiabilidad

En el caso de los discos SSD el paso del tiempo les afecta negativamente. Este tipo de discos sufre una mayor degradación, se calcula que a partir del séptimo año este proceso de degradación empieza a hacer mella en ellos.

Aún así, hemos de tener en cuenta que en el caso de los HDD la calidad del mismo es importante, al ser soportes magnéticos también pueden surgir problemas con la cercanía de imanes más o menos potentes.

En definitiva los discos HHD requieren un mayor mantenimiento informático que los SSD

Punto clave, el precio y la capacidad de almacenaje

Esta es la gran ventaja de los discos HHD, ahora mismo es habitual ver discos de este tipo desde 1 hasta 4 terabytes, mientras que lo habitual en los SSD es 512 Mb, llegando como máximo a 2 Tb a un precio desorbitado.

Un ejemplo de la relación precio capacidad es que un disco de 4 Tb rondaría los 250€, lo que sería 0.062€ por Gb. Sin embargo, un modelo de disco SSD de 2 Tb costaría más o menos ahora mismo 950€ lo que supondría un coste por GB de 2.1€ por Gb.

Conclusión

Ahora mismo podría ser una buena solución para usuarios que quieren más velocidad en el arranque de su ordenador. Esto se podría conseguir fusionando las dos tecnologías, usando un disco SSD de pequeño tamaño como disco en el que colocar el sistema operativo y algún programa pesado y un HHD para almacenar el resto de la información.

Parece ser que en estos momentos es pronto para usar los SSD como único sistema de almacenaje de nuestros ordenadores, pero todo indica que con el avance de esta tecnología y su abaratamiento acabe siendo el estándar en nuestros ordenadores.

Si tienes dudas sobre la mejor opción consulta con nuestro equipo de mantenimiento informático en Madrid.