Riesgos de seguridad en la nube

 

Hace un tiempo os hablábamos sobre lo qué es la nube. Hoy en día, son muchas más las empresas y también particulares que subimos a la nube diferentes archivos y esta tendencia, lejos de pararse, seguirá creciendo. Google Drive y Dropbox son dos de los sistemas de almacenamiento en la nube más utilizados.

Si bien almacenar nuestros archivos en la nube tiene muchas ventajas tales como tener nuestros archivos y documentos disponibles en cualquier lugar siempre que estemos conectados a Internet, no es menos cierto que los riesgos de seguridad en la nube es algo que cada día preocupa más a los usuarios. ¿Están nuestros archivos seguros en la nube?. Aunque mayoritariamente la seguridad depende de la plataforma que elijamos, existen una serie de precauciones que podemos tomar:

  1. Almacenamiento de forma cifrada: En muchos de los almacenamientos en la nube nuestros archivos se encuentran sin ningún tipo de cifrado por lo que si alguien que tuviese las herramientas adecuadas quisiera acceder a nuestros datos, podría hacerlo. Son ya muchos los casos conocidos sobre ello, como el robo por parte de hackers a fotografías de famosos. Es muy recomendable subir los archivos a la nube de forma cifrada. En Google Drive y Dropbox puedes hacerlo de forma manual. De manear automática lo realizan lugares como Mega. Sin embargo, ten presente siempre que hasta los sistemas más innovadores y fiables podrían ser vulnerados por manos expertas.
  2. Creación de cuentas seguras: La mayoría de los casos de robo en la nube se producen por no crear cuentas con contraseñas seguras. Utilizar contraseñas que mezclen minúsculas, mayúsculas y números intercalados es fundamental para evitar riesgos de seguridad en la nube.
  3. Verificación en dos pasos: Compañías importantes como Google o Facebook nos dan la opción de realizar una verificación en dos pasos. La verificación en dos pasos es cuando la compañía detecta que se intenta acceder a tu cuenta desde dispositivos diferentes a los utilizados normalmente, te enviarán un mensaje con un código numérico que habrá que introducir para poder acceder. Pero recuerda que es, como decíamos más arriba, un servicio opcional y por ello debes activarlo. Este sistema no nos servirá en el caso de que nos roben el teléfono móvil porque el código de verificación le llegará entonces al que te lo haya sustraído).
  4. No accedas a ningún sistema de almacenamiento a través de ordenadores públicos ni tampoco utilizando una red de Wi-Fi pública.
  5. Infórmate detenidamente de los términos y condiciones de la plataforma, de cómo se gestionan y qué hacen con los archivos subidos a la nube.
  6. Aunque estas son algunas acciones que puedes poner en práctica para evitar que os roben los datos, lo cierto es que si un hacker quiere robarte los datos podrá terminar haciéndolo. Por ello, el mejor consejo es que jamás subas a la nube aquellos archivos que quieres mantener muy lejos de miradas indiscretas. Antes de subir un archivo piensa, ¿qué ocurriría si esto llegase a manos de terceros? Una vez revisadas las consecuencias opta por subirlo o no hacerlo.

No hay que olvidar que si por cualquier motivo la plataforma en la que tengas guardados tus archivos cierra, perderás toda la información. De igual forma, si se produce cualquier error en el funcionamiento de la nube podrá tener repercusiones en tus archivos e incluso verse afectada la seguridad de los mismos.

Nuestro servicio implementado en nuestros propios servidores, facilita muchísimo la recuperación de datos en caso de perdida por parte de nuestro cliente. En pocas horas pueden estar volcados todos los datos a un disco externo y ser recuperados en las instalaciones del cliente. Aunque usted no tenga mantenimiento contratado con nosotros, en caso de contratar este servicio dispone de esta facilidad en caso de desastre. ¿Aún cree que 100,00€ por 1Tb es caro un servicio así?

 

 

 

 

2017-09-25T14:27:03+00:00 5 de abril, 2017|