La informática y los coches

Cada día los coches hacen más cosas por si mismos, nos ahorran trabajo y nos proporcionan una seguridad que hasta ahora sólo soñábamos. La informática y los coches están íntimamente ligadas, hasta el punto de no necesitarnos casi para nada.

Los sistemas operativos están integrados en los salpicaderos de los coches modernos principalmente los de Apple con Car Play y Google con Android, que parecen ser los más funcionales hasta el momento. Estos sistemas informáticos conectados con distintos sensores nos pueden dar información vital a la hora de conducir nuestro automóvil.

Nuestro coche puede controlar miles de variables en fracciones de segundo, la presión de las ruedas, el trazado de la carretera, la amortiguación más adecuada… Todo esto lo hace mientras nos indica el camino más corto en nuestro navegador y controla que no nos salgamos de la carretera o sobrepasemos el límite de velocidad que marcan las señales de la carretera.

Esto ya está bastante bien pero el futuro, que ya está aquí, es el de los vehículos totalmente autónomos, que según la legislación de los países está más o menos implantada. En muchos países se están haciendo pruebas con coches sin conductor con resultados bastante aceptables, exceptuando algún accidente.

Control informático del tráfico

El futuro pasa por manejar el coche desde cualquier dispositivo y que actúe por sí mismo, sólo teniendo que marcarle los horarios para que por sí solo él nos recoja a los niños en el colegio o se pase por el tinte a por nuestra ropa.

Con todo esto puede surgir el problema más complicado de solucionar, la seguridad informática. Como en cualquier ordenador o teléfono, los coches son susceptibles de sufrir errores por sí mismos o provocados por ataques informáticos, y esto sería catastrófico. Imaginad que vais conduciendo vuestro coche y de repente perdéis el control de la dirección, los frenos o el panel de mandos, podría acabar en accidente y esa opción no es aceptable.

informática coches y seguridad

Este es el motivo por el que se está invirtiendo una cantidad muy importante de recursos para intentar blindar la seguridad informática de nuestros coches.

Como medida de seguridad se están diseñando estos sistemas de manera que si alguien consiguiera hackear nuestro coche sólo pudiera acceder a algunas funciones como el navegador o audio, pero jamás pudiera acceder a sistemas vitales como frenos o dirección.

En definitiva, todo avanza muy rápidamente y en poco tiempo, en cuanto las leyes de nuestro país lo permitan, empezaremos a ver coches que se conducen solos y que hacen muchas tareas por nosotros.

Como todos los avances tecnológicos en la historia todo tiene sus luces y sus sombras y la seguridad informática al cien por cien no creemos que vaya a ser posible ni ahora ni en un futuro cercano.

2017-09-04T20:01:09+00:00 31 de agosto, 2017|