Google y el internet de las cosas

Google comenzó siendo un buscador en Internet y a día de hoy es una de las empresas más potentes del mundo, no sólo en el ámbito de Internet y la tecnología. Todo lo que compran está relacionado y la última adquisición no iba a ser menos, porque Google ha comprado Nest, la empresa de uno de los creadores del iPod, que estaba especializada en domótica y comercializaba su peculiar termostato inteligente.

 

El 13 de enero Google compró Nest una empresa puntera en tecnología y en especial en el mundo de la domótica, esta empresa se dedica a fabricar termostatos inteligentes y toda clase de controladores domotizados para edificios. Todos estos controladores interactúan entre sí por medio de una centralita que recibe muchos datos sobre los usuarios, como a qué horas están en casa, si viajan, cuanto tiempo están en casa, que nivel de consumo energético tienen y otros muchos datos de hábitos personales

 

¿Pero por que le interesa a Google una empresa así?

Una de las fuentes de negocio más potentes de Google es la venta de publicidad por diferentes medios y todos estos datos de hábitos de consumo se pueden rentabilizar mucho, pues con todos estos datos se puede delimitar el público objetivo de cada cliente, por ejemplo si los datos arrojan que un usuario de esta tecnología esta largas temporadas fuera de casa se puede predecir que viaja habitualmente con lo cual en sus búsquedas se le podrán mostrar resultados y Banners más cercanos al mundo de los viajes.

A parte de esta cuestión Google va expandiendo día a día su campo de actuación en el mundo de los negocios y parece que ahora se quiere posicionar creando sinergias en los que se llama “el internet de las cosas”, un muevo territorio en el que todavía queda mucho terreno por conquistar un ejemplo que se nos viene a la cabeza es que podrían integrar Android en un sistema de domótica en el hogar, algo en lo que ya estaban trabajando desde 2011 y que se llamaba Android@Home. Nest podría convertirse en el nexo de control de varios dispositivos conectados del hogar, como por ejemplo bombillas LED como las de Philips, electrodomésticos inteligentes de Samsung, aspiradores robóticos, el televisor, etc.

 

Seguramente todas estas posibles funcionalidades tarden en llegar un tiempo, pero podría convertirse en uno de los nuevos usos que le demos a los smartphones del futuro campo en el que Google ya tiene algo que decir.

Cocina domótica