Cómo saber si una web es falsa

 

Cada vez son más las estafas que se producen a través de Internet y la mayoría de las veces, con ser precavidos, podríamos evitarlo. Muchas de estas estafas en Internet se producen mediante phishing: ataque a nuestros ordenadores mediante páginas web falsas, pero que en apariencia son casi idénticas a las oficiales y nos hacen creer que estamos en sitios seguros y con ello consiguen que les demos nuestros datos personales, contraseñas, números de tarjeta de crédito, etc…Un ejemplo de ello es el temido carding del que ya os hemos hablado en artículos anteriores. Bancos supermercados, organismos oficiales y redes sociales son, entre otras muchas, las más “copiadas” por los ciberdelincuentes, y consiguen que pensemos que estamos entrando en una web legítima y, sin embargo, nos están redirigiendo a una web falsa. Caer en la trampa es muy fácil y con ellos pueden, desde robar nuestra tarjetas de crédito, hasta secuestrar los ordenadores, práctica que está de moda últimamente, y que se trata de que una vez que han logrado todos nuestros datos más sensibles, nos pidan que paguemos o no volveremos a encender nuestro ordenador.

Para evitar fraudes de este tipo debemos asegurarnos de que estamos en web legítimas y seguras, pero ¿cómo saber si una página web es falsa o no lo es?

Cómo saber si una web es falsa:

  • Existen filtros antifraude en los navegadores que están diseñados para alertarnos de que estamos visitando una página web fraudulenta. Utilizar WOT (así se llaman) nos será de mucha ayuda. Entre ellos, podemos utilizar el Filtro SmartScreen, disponible en Internet Explorar, el filtro Protección contra phishing y software malicioso en Google Chrome, la Protección contra el Malware y el Phishing en Firefox o evitar la suplantación de identidad (phishing) en Safari.
  • Cuando vayas a utilizar por primera web los servicios que te ofrece una web, sobre todo webs que te permiten comprar a través de ellas o que te solicitan datos personales, infórmate sobre el sitio en concreto antes de proceder a realizar ninguna compra. Fíjate siempre si disponen de una dirección física y de un teléfono de contacto y de si estos realmente existen y no son ficticios. A veces es suficiente con llamar a ese número de teléfono para comprobarlo. comprar. Si la web no dispone de ninguno de ellos, ándate con ojo. Lo mismo te decimos para aquellas webs que ofrezcan precios muy bajos, no te fíes e intenta comprobar realmente que existen. Por ejemplo, desconfía si te ofrecen los mismos descuentos, generalmente el 60 % de descuento, es muy mal signo. Lo hacen así para que resultar más atractivos que el típico 50 % y para no levantar muchas sospechas si ya suben del 70%. Si te encuentras con este tipo de descuentos y además supuestamente te venden zapatos, tendrás muchos fundamentos para sospechar que puede ser una web falsa.
  • Siempre, antes de comprar por medio de Internet lee las Condiciones Generales de Contratación de la página web. La empresa tiene como obligación facilitar esta información al usuario. Si no dispone de esa información, no te fíes, y si aparece pero tienes dudas, no dejes de contactar con la empresa para que te las aclaren. Estas condiciones normalmente aparecen en la parte inferior de la página y dan informaciones sobre los precios, las entregas, los productos y la procedencia.
  • Del mismo modo que el punto anterior, infórmate sobre la Política o Declaración de Privacidad del sitio, que también debe aparecer en la página web obligatoriamente, y fíjate en concreto sobre qué tratamiento que van a dar a sus datos personales.
  • Una vez comprobado todo lo anterior, si finalmente realizas una compra, guarda siempre todos los registros, emails de confirmación, etc., sobre la transacción que realices y conserva la misma hasta que el periodo de garantía del producto finalice.
  • Comprueba el certificado digital de una página web. El certificado digital es un elemento de seguridad por el que un tercero de confianza garantiza que la página web es realmente de la entidad que dice ser. Puedes preguntar a una página web qué certificado digital tiene y que empresa de las que otorgan este tipo de certificados se lo ha otorgado.
  • En algunos navegadores puedes comprobar la legitimidad de una web a través de los colores de la barra de navegación. Asegúrate de que la url de la página web comienza por HTTPS en lugar de HTTP. Si la barra de la dirección es color verde la página web es legítima y puedes estar tranquilo. Si la página comienza por “HTTPS”, pero la barra no cambia a color verde, no significa “per se” que sea falsa sino que no se ha podido comprobar que la dirección web pertenece realmente a la entidad que dice ser por no tener un certificado de seguridad. Por ello, si no se pone en verde, tienes que escribir directamente la url en el navegador y no intentar hacerlo a través de enlaces que aparezcan en otras páginas o a través de correos electrónicos.
  • Fíjate en la ortografía. A algunos puede resultarle curioso pero si una web es seria no cometerán faltas ortográficas o al menos muy, muy pocas.
  • La organización de la página web también nos da muchos datos. Textos desbordantes, imágenes muy malas y descentradas, caracteres extraños, partes de los textos en un idioma diferente al que está el resto de la web, etc,. nos indica que es muy probable que una página web no sea confiable. Como dato curioso, los sitios fraudulentos generalmente presentan los productos a la izquierda, colocan paneles en la parte superior y las marcas abajo.
  • Si cuando entres en una web ves que te han redirigido a un sitio norcoreano y chino, no sigas ninguna de sus instrucciones y ¡sal de ella inmediatamente!

Prevenir es mejor que curar, siempre. Por ello se muy prudente y no confíes en todo aquello que Internet nos ofrece. Es relativamente fácil, si no seguimos las pautas anteriores, que nos dejemos llevar por la emoción de grandes ofertas y que meramente son estafas.
Un buen mantenimiento informático en Madrid también te ayudará a mantenerte alejado de todos estos peligros. Y si te quedan dudas o necesitas ayuda, puedes contactar con nuestro soporte informático en el teléfono 910014300 o a través de nuestro correo electrónico info@informaticos.co.  Informáticos.co estará encantado de poder ayudarte.

2017-07-14T12:46:08+00:00 14 de Julio, 2017|